Una de las responsabilidades más importantes en las madres de recién nacidos, es la alimentación de su bebé. La lactancia materna es vital para estos ya que aportan los nutrientes y la energía que necesitan durante los primeros meses de vida. En general, la leche materna
contiene macronutrientes, vitaminas y minerales en proporciones exactas para los bebés, lo cual les aporta lo necesario para que tengan un desarrollo adecuado en distintos niveles.

Otra de las ventajas de la leche materna es la cantidad de anticuerpos que se encuentran en ella, los cuales protegen a los bebés de infecciones durante los 6 primeros meses.

Si bien está comprobado que la lactancia natural exclusiva previene la mortandad infantil, también contribuye a la buena salud de la madre, disminuyendo riesgos como el cáncer.  

Es recomendable proporcionar lactancia materna durante los primeros dos años de vida, ya que es la mejor manera que tienen los niños de obtener al menos la mitad de sus necesidades nutricionales.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: miguelcamarillo2015@gmail.com